Ensayo sobre las redes, la indignación y su relación con el respeto y el poder.

¿Cómo es la comunicación digital y su impacto en el nuevo siglo?

Mucho ha cambiado con ello, nuevas conductas, nuevas percepciones y nuevas sensibilidades. Estos efectos son tan atractivos que terminan encandilando y terminan haciéndonos perder de vista, los efectos de sus consecuencias, obviamente estas son lo más trascendente de este cambio en la era de la comunicación digital.

De entrada es el respeto, el respeto tiene que ver con la lógica de la mirada, y el origen de la palabra respeto está en el vocablo latín «respectare», y significa mirar hacia atrás, ver a la distancia, pero precisamente hoy carecemos del ejercicio de la distancia, pues las nuevas formas de comunicación y la tecnología digital, rompen con la distancia. Hoy, a diferencia de una mirada a distancia, tenemos una mirada enfocada, en lugar de «respectare», tenemos otra palabra latina que nos identifica: espectare.

Así, en lugar de respeto, tenemos ahora la noción de espectáculo, viviendo en una comunidad de espectadores, sin distancia, una sociedad, como la llamó Guy Debord, que la misma es una sociedad del escándalo, porque no hay distancia, porque lo público desaparece y así se desaparecen todas las distancias físicas y geográficas, pero también las mentales.

La comunicación digital, repito: anula las distancias físicas y mentales. Un detalle importante o particularidad, es que la comunicación digital va a separar al mensaje, del mensajero y esta separación puede hacer a este prescindir de la presencia de su emisor, para reducir toda distancia, ahora sin respeto (en su connotación conocida y en su origen de mirada atrás) y sin nombre, el mensajero alejado del mensaje se vuelve un ser anónimo, cómo ocurre con las redes sociales. Antes las cartas tenían un afecto y efecto demorado, se separaban de su origen, mientras que la comunicación por ejemplo de WhatsApp, también es un mensaje afectivo, pero con un efecto inmediato.

Otro efecto de la comunicación digital, es que favorece la simetría, las relaciones son horizontales, con un mensaje horizontalizado amenazando las jerarquías o lógicas del poder que son verticales, afecta al poder y a la autoridad, porque el poder necesita del mensaje vertical, siendo el emisor de este poder, quién se para en una escalera o con un altavoz o usa a su gusto los medios. En las redes, rompemos con esto, todos somos emisores y todos somos receptores, desafiamos al poder con la horizontalidad de la comunicación, el mismo poder que requiere de su contrapeso o lado oscuro, ya no está tan tranquilo y contento. El poder así perderá su lado oscuro, perderá su misterio, su secreto sus sombras pues esta horizontalidad de la información nos revela lo que el poder deseaba que no, para poder consolidarse y hacernos sentir su presencia.

Pero en estos tiempos de «La sociedad de la transparencia», (Byung Chul Han, Editorial Herder), la información debe fluir y debe hacerlo sin vallas, sin interrupciones, de manera llana, con un cauce siempre abierto que es lo que siempre necesita la información digital.

Sin el control del poder por la nueva horizontalidad y transparencia de la información, surge: LA INDIGNACIÓN.

Misma indignación ha de circular por las redes, mucha de esta en forma de basura o ¨shit storm¨, el detalle es que la indignación está destinada a no pasar del plano individual o propio hacia la acción pública, al no tener consistencia, se agota y se queda en algo más personal que de trascendencia social o política, se queda en la mera emoción, sin pasar a la acción que transforma. La indignación, carece de ese poder de transformación, no produce cambios, jamás será política. Ya no hay masa que amedrente al poder, lo que hay es una entelequia indignada y digital, muy parecido a un enjambre, la masa, por el contrario, tiene la vista puesta en el futuro. La entelequia o enjambre no tienen futuro sino la necesidad de un ya. Son individuos aislados, es un nuevo «homo digitalis», un “attention whore”, demandante de likes y súper likes, no se esconde, es alguien que pretende ser y cómo pretende ser, puede ser anónimo, gusta de la irresponsabilidad de compartir memes de autoría variada, no firmados por él o ella, sino por alguien más y el que comparte porque «solamente compartía», pues no es responsable, ojo… no lo escribió él o ella, no es de su autoría, fue otro.

Es al final una unión provisoria, fugaz e inestable de todos nosotros, tan fugaz, que el tren del mame que quieran, tiene fecha de caducidad y dura, lo que tarda el siguiente mame en aparecer. Antes en los siglos XIX y XX, la masa tenía coherencia ideológica, unidad y solidez, en esa masa vivía un «nosotros», tenía un objetivo, se dirigía a él de manera concreta, ese objetivo era el poder.

Pero el Homo Digitalis o la entelequia, no tiene esa solidez, ni esa verdadera ambición, se trata de pura y llana indignación, carente de un discurso común, por lo cual sus energías se han de agotar sin convertirse en una verdadera corriente política, sino en una campechanía que solo busca mantener contento (en la medida de sus posibilidades), a cada sector de esa entelequia. Son neoliberales sin saberlo. Sujetos al poder, víctimas del verdadero poder que los hizo creer como buenos súbditos, que anhelaban lo mismo que deseaba el ahora soberano, e hicieron voluntariamente (eso es lo más chistoso), lo que creyeron que querían, o sea… algo por su propia decisión, cuando era solo el deseo y anhelo del soberano; ahora incapaces de una acción común, prevalecerá la soledad y la justificación a toda barrabasada del amado líder (para justificarse a sí mismos) y no caer en el duro golpe de aceptar, que fueron actores pre pensados, ratones de Hammelin, del flautista que hoy gobierna y los llevó al escarnio.

CarLost

found

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s