Por qué jamás votaría por AMLO

23/06/2018

Quienes me conocen, saben y a quienes no, anticipo que no voy a votar; ni he votado.

Sí, en las últimas tres elecciones también he adelantado quién ganará, sin que esto quiera decir que yo hubiera votado por esos candidatos; la lectura de la política nacional es sumamente fácil comparado con hacer el diagnóstico a un caso clínico. Pero una cosa tengo claro; jamás votaría por Andrés Manuel López Obrador.

La ideología de AMLO

Esta no existe y si existiera sería aquella vinculada con el PRI de los setentas y ochentas, con el PRI de Ordaz, LEA, JoLoPo, MMH y co-religionarios de partido; es más, Andrés Manuel que tanto se la ha pasado echándole a CSG, seguramente votó por él en esas elecciones, pues todavía en Julio de 1988 pertenecía al PRI de Tabasco y no lo dejó hasta septiembre u octubre de ese mismo año, debido a que AMLO se sintió despreciado por el partido de sus amores, su verdadera «alma máter».

Volviendo a lo que llamo ausencia de ideología política y que lo menciono no cómo algo negativo, ya que hasta positivo podría resultar esta ausencia, pero lo cito porque desgraciadamente, una gran mayoría de sus votantes se hacen llamar “progresistas, socialistas, de izquierda e incluso comunistas”, nada más absurdo e ilógico y  explicaré por qué.

Si algo ponderaba la Rusia socialista comunista así como China y el ejemplo ya fallido de Cuba, era precisamente la cultura del “mente sana e cuerpo sano”, y ahí, es un punto en el cual la puerca tuerce el rabo; veamos sobre todo a Rusia y China que siguen mostrando capacidad en los parámetros mundiales con que contamos, o sea en las olimpiadas. Pero Andrés Manuel, así cómo los gobiernos de izquierda que le antecedieron y que le siguieron, tuvieron la dorada oportunidad de explorar así cómo catapultar esos rubros en dos parámetros nacionales: la Olimpiada Nacional y la Universiada Nacional.

En estos dos marcadores del deporte mexicano, teniendo AMLO el 50% del presupuesto nacional para cultura y deporte, sí, efectivamente, el candidato que habla de justicia, no rechazó y no fijó una postura referente a la injusticia del 50% de presupuesto nacional para ser usado exclusivamente en la Ciudad de México (desde antes del 68 y que cambió apenas ahora que la CDMX fue reconocida como un estado) pero, con TODO ese presupuesto en la olimpiada nacional, el estado que ha sido puntero y lo fue año con año, durante el mandato de AMLO fue: Jalisco, seguido o escoltado en todos esos años por Nuevo León y toda la división del norte (Chihuahua, Sonora, Baja California, Tamaulipas), ¿ y el extinto D.F.?, el D.F. anduvo bregando entre el 7o y el 9º lugar con 50% del presupuesto nacional.

En la Universiada Nacional, donde compiten todas las universidades públicas y privadas para ver quién es mejor en deporte, durante todo el mandato de AMLO y repito, con 50% del presupuesto nacional a su favor, las instalaciones envidiables por todas las universidades públicas, de la UNAM así como el presupuesto y subsidio otorgado a nuestra máxima casa de estudios, hizo que la campeona y que lo ha venido siendo durante ya más de una década, fuera otra, no fue la UNAM que anduvo sorteándose entre los lugares 5 y 11 sino la UANL… ¿entonces?, ¿esa es su izquierda progresista que pondera el deporte y la cultura y eso hace e hizo con 50% del presupuesto nacional para cultura y deporte?

En alguna entrevista ochentera, le preguntaron al cantante mexicano Juan Gabriel acerca de su preferencia sexual, su respuesta fue inteligente y certera: lo que se ve, no se juzga.

Y sí, así cómo estas estadísticas en deporte, están a la mano de todos con la magia del buscador, lo que también es obvio en el candidato tabasqueño, que habla de “primero los pobres”, es su panza de perro muerto y no solo la de él, sino la de sus hijos y sus cercanos colaboradores o correligionarios cómo Taibo II, Fernández Noroña, Epigmenio Ibarra, por citar algunos, ¿primero los pobres o primero su barriga? Porque se ve que si acaso han recorrido el país, no ha sido a pie ni comiendo saludable o compartiendo parte de su plato con “primero los pobres”, pero lo que sorprende no es eso, pues a quienes conocemos o tuvimos a AMLO de gobernante sabemos cómo es, sorprende cuando un grupo de «vacas sagradas», que se hacen llamar “intelectuales” se muestran ciegos ante todas estas evidencias, sorprende y no, porque el “intelectual” mexicano es un ser peculiar, que espera ser el personaje más valioso de la sociedad, son como mis colegas que se creen merecedores de un trato mejor al de los demás por el hecho de portar una bata o incluso un estetoscopio mientras deambulan por las calles, ¿por qué?, fácil, el mercado jamás le dará al intelectual el reconocimiento del que “se cree” merecedor y cuando llega alguien y se los brinda, se ciegan, a lo más que te esgrime es el interés de López por programas sociales. Al intelectual se le olvida o no recuerda que los primeros programas sociales (y para los cuales trabajé cómo estudiante de medicina y posteriormente graduado en mi servicio social, fueron Solidaridad y Progresa), pero el “intelectual” solo es un personaje convenenciero, ególatra e incongruente seguidor de AMLO y buenista o buscador de la justicia social desde su casa o empresa en EEUU. El otro «intelectual», el pseudo intelectual de cultura y arte, que son el mejor ejemplo de quienes «cobran con la derecha y pegan con la izquierda», ya que no sueltan el cheque o exigen apoyos para teatro, cine, literatura y arte, pero le pegan al gobierno y se dicen de «izquierda».

A mí ya no me impresiona ver que egresados de universidades de prestigio, públicas y privadas, mucho mejores en el papel que la mía, pero que no saben distinguir entre “ay y hay, a ver o haber”, escriben o expresan, «en base» en lugar de: “con base”, solo por poner unos ejemplos y sí, llenan de publicaciones así cómo proselitismo baratísimo las redes en favor de Andrés Manuel; no me impresiona pero sí me hace analizarlos.

Desconocen e ignoran, sobre todo los norteños, quien es John Ackerman, sorpresa triste que me he llevado cuando les he preguntado; menos saben que Ackerman trabaja para RT Noticias y que RT Noticias es Russia Today al servicio del gobierno Ruso, y hago énfasis en que no conocen, porque ha sido lo primero que les he preguntado; eso son mis paisanos norteños seguidores de López “el concepto” y ahí sí que me llevo soberana y triste sorpresa o más, si son egresados del ITESM la casa de estudios fundada por el máximo y verdadero socialista, Don Eugenio Garza Sada, creador de los primeros programas sociales, un visionario; años después copiados por el gobierno Priísta de los años 50’s, 60´s y 70´s… cómo: INFONAVIT, seguro universal para trabajadores, alimentación accesible para los mismos, así cómo instalaciones deportivas y de esparcimiento; eso es no conocer, olvidémonos del acontecer nacional, sino de su historia regional. Eso es triste. Siendo de la región de Don Eugenio Garza Sada, que se dejen marear por copias baratísimas, Don Eugenio apoyó no solo a todos sus familiares y cercanos, sino también a sus empleados, entendió mejor que nadie que el dinero SÍ da la felicidad, con un requisito, siempre y cuando sea: compartido.

Muchas las conclusiones qué hay al analizar al Peje Chairo, pero sobre todo, les interpreto un sentimiento de culpa por lo que tienen o por lo que anhelan así cómo un resentimiento bastante grande, potenciado por no haber tenido el valor para aceptar derrotas y dar la cara en las otras dos caías Obradoristas, en lugar de andar de chillones. No se les iba a caer ni un ovario, ni un huevo, mijos.

AMLO y los ex “prianistas”

Este es un rubro interesantísimo, ya que el Señor López se ha venido rodeando poco a poco de todo el cascajo que en algún momento él mismo llamó pertenecientes a “la mafia del poder”, Bartlett por ejemplo, orquestador para muchos de la izquierda, del fraude de 1988, Korrodi operador financiero de los amigos de Fox, también atacado por el mismo Andrés Manuel, ahora parte de su equipo y que decir de Alfonso Romo, a quien AMLO llamó corrupto en tantas ocasiones y ahora es el más cercano, los familiares de Elba Esther Gordillo trabajando desde luego, en su campaña o los últimos: de Napoleón Gómez Urrutia y Manuel Espino.

Esto no debería de ser aceptado por sus seguidores, en ninguno de los casos; lo peor es que ni excusas les da y si las declara, son tan malas que los obliga a dar maromas y cumbias mentales con tal de justificarlo o defenderlo. Porque una característica del Feligrés de Andrés, es que siempre sabe lo que “realmente” quiso decir. (carita de facepalm)

Pero cuasi todo en Andrés Manuel es incongruente; habla en contra de “la mafia del poder” así como del “prian” y los suma a su movimiento, sus seguidores te gritan que leas o que apagues televisa junto con burlas a Carmen Salinas y ellos no leen ni los grafitis del baño, se hacen los ciegos con el apoyo de Televisa a AMLO desde que era jefe de gobierno, así cómo ahora, que es más evidente y se callan o hacen de la vista gorda en el tema de candidatos en el partido Obradorista cómo Cuauhtémoc Blanco, Sergio Meyer y otros “personajazos” que ya hacen parecer a su partido político un foro extensión de Televisa o de Sabadazo.

 

AMLO y los grupos LGBT así cómo los derechos de la mujer.

¿Cómo es posible que alguien perteneciente al grupo LGBT y los derechos de estos, haga campaña proselitista por AMLO? Sí, aunque usted no lo crea, sobre todo después de haber sumado a su grupo al PES, el partido de ultraderecha y más conservador en el país en ese rubro, así cómo del mismísimo Manuel Espino, anti abortista y en contra de las uniones homosexuales, que no contento con ya ser parte integral de la campaña de Andrés Manuel, se burla en las redes sociales, ratificando sus convicciones, cómo lo citó alguien en las “reses sociales”: sabiendo que el PES y Espino están en Morena, así como el hecho de que AMLO no de una postura fija, honesta y real acerca de su política en esos temas (porque se limita a decir que se harán concesos con el pueblo), ¡¿cómo vas a consensuar un derecho humano!?… ¡pendejo!, sabiendo que este combo del PES, Espino y AMLO estarán en la boleta y eres LGBT o tienes un hermano, hermana, amigo o familiar perteneciente a ese grupo y haces proselitismo o votarás por el viejito con panza de perro muerto, es no pensar ni tantito, es cómo ser niño y votar a favor de la poliomielitis, es ser incongruente e hipócrita. Así de tonto que es qué, un homosexual vaya o apoye a la iglesia católica-cristiana que los desprecia y les consideran anormales, así de estúpido es pertenecer a este grupo y votar por AMLO, conociendo la postura del mismo y su relación con el PES y Espino.

La horda buena ondita

El cambio inicia con uno, ¿cómo es posible que esperen que un viejito de ideas guangas y caducas, les dé una 4ª gran transformación o una segunda revolución, si ustedes no se han otorgado a sí mismos al menos una primera gran transformación?, pero el cerebro en muchos casos, nos les da más que para responder con memes tan estúpidos cómo: “¿a los cuantos cambios en uno, baja la gasolina o el dólar?” (carita de baba escurriendo), cuando eres verdaderamente consciente y entiendes el concepto del cambio que inicia en ti, no cuestionas eso, porque entiendes que siempre habrá algo más que cambiar, revolucionar o transformar en ti, antes que llevarlo a la comparativa con el dólar o el precio de la gasolina. Y por lo mismo, si ya transformaste un rubro, mejoras el otro y si ya mejoraste el otro, revolucionas el siguiente y cuando ya acabaste con ese siguiente, revolucionas el cambio ya transformado y así sucesivamente porque entiendes que todos somos uno y uno por lo mismo: somos todos. Lo entiendes, lo vives, no lo presumes.

No hacerlo, entiendo que es ignorancia, pero entonces tampoco nos vendamos como conscientes-holísticos-zen de boutique, porque no lo somos si preguntamos esas tonterías. Terminas por ser cómo el ciclista que se queja de los baches y topes, cuando el verdadero ciclista no se queja, rueda. Es incongruente como los que igual que el otro candidato, Anaya, dicen creer en México pero sus inversiones o empresas están fuera, cómo el vocalista de Calle 13, estandarte de los Chairos, que le tira a EEUU, pero que no suelta su ciudadanía norteamericana.

No votaré, es cierto, pero tampoco lo haría por un personaje como AMLO que divide y violenta a la sociedad entre buenos y malos, mafia del poder y los míos.

Lo que es bueno para la abrumadora mayoría, no divide, por el contrario: UNE. Y lo que he visto a lo largo de más de una década, es que el ciudadano no ha terminado por entender, que tenemos que ser DISRUPTIVOS con las ideas, no con las personas. He sido testigo de cómo se han separado familias, amigos, compañeros y demás personas amadas, por el tema de la política, vaya, sin ir lejos… hace años, en un intercambio de ideas y al calor del debate, una persona «equis», me agredió de manera personal y directa, estando ahí en ese intercambio, queridísimos y amados familiares que pudieron interceder y aclarar que una cosa era el tema político y otra la falta de respeto al familiar, pero sobre todo al ser humano, se quedaron callados, en ese silencio cómplice, pero que a mí me aclaró, que valía para todos los involucrados en esa discusión: una idea política y el Señor López, que el respeto, que pensaban que ellos eran sus ideas, sin entender que no es así, que no somos nuestras ideas, pues esas cambian y solo son eso: ideas.

Yo sí viví el mandato de AMLO, yo si vi sus consultas ciudadanas charras, en las que de pasadita e invitándote a participar (entiéndase: votar), te hacían una revisión de optometría, densitometría ósea, apoyo extra a los adultos mayores, regalos cómo el ultimo libro de Zizek y otros obsequios, ¿qué diferencia entre eso y comprar un voto?, ¿qué creen que votaría la mayoría en la consulta?… yo si vi y viví el caos generado por el plantón de reforma, cuantos perdieron su negocio y cuanto le transformó la vida a quienes sin deberla, la pagaron, yo si vi las calles abarrotadas de vendedores ambulantes (además colgados del poste de luz que a ti sí te cuesta), que tenían que pagar 200-500 pesos diarios (sin recibo, obvio) que iban a dar a las arcas del gobierno de AMLO, para que no los molestaran y los dejaran vender en la calle. Yo sí viví bajo el mandato de AMLO la llegada de la familia michoacana y su tráfico de influencias, venta de placas de auto michoacanas, control de mercados rodantes y «amable» solicitud de derecho de piso a negocios, que si pagaban se quedaban y si se negaban se iban. Viví el maiceo a la prensa que calló ante la inseguridad, publicando que no pasaba nada, cuando sí, de ahí la histórica marcha denostada por el Peje llamándoles «pirruris», yo sí conozco de frente y de saludo de mano al «escritor fantasma» de TODOS los libros de AMLO, por lo que sé que el viejito meado panza de perro muerto, no ha escrito ni uno. A mí no me lo contaron, lo viví. No lo creo, lo sé.

A mí, ya me va muy bien, gane quien gane me irá mejor. No estoy en el padrón, así que ante el instituto y el presupuesto nacional, que se basa en cuantos están registrados en el padrón para así otorgar recursos a las campañas de los candidatos, mi dígito no cuenta y así: no colaboro, con su juego. De niño, está bien que creas en Papá Noel o los reyes magos, pero de adulto que deposites fe, confianza y proselitismo por un político, no tiene perdón y eso solo se cura, leyendo.

Carlos

Un comentario

  1. Que esteril analisis de derecha, argumentas contradicciones inherentes al capitalismo y caes en imposibilidades mediante una prosa deficiente, pero esta bien, entiendo tu inconformidad, solo se mas realista con tus reyes magos que “cambiaran electoralmente” al capitalismo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s