Inolvidable 2014

Tengo seis semanas sin probar ni una droga. Traigo 6 semanas cumpliditas y aunque a este 2014 le parezca poco, para mi es bastante. El año me bulió cada que pudo. De repente siento que fue como “walking” de Miles Davies interrumpido cada minuto y medio por la “Cumbia Sampuesana” de Celso Piña, eso sí, en Vespa. Pero aprendí muchas cosas, me atrevo a decir que para la mayoría de la banda, fue un año de muchísima enseñanza. Hubo perlas. Jamás le digas a un Vespista que su Vespa está fea, por ejemplo. Dile si quieres que su hijo está horrible, pendejo, maricón… que su hijo esta feo, pendejo y encima puto, pero no te metas con su Vespa, que irá directo a la yugular con el cuchillo entre los dientes, lo aprendí de Vespaco, pero lo corroboré a los pocos días en una anécdota que les tengo pendiente. El punto es que aprendí (creo… espero), fue un año movidito para la pandilla, desde las borracheras con Chepo como excusa para preparar el 5º encuentro nacional Vespa, mismas en las que nunca logramos concretar nada, pero nos sirvieron para recrearnos todo. Con excepción de la junta en la que Austin de Jesús y un servidor casi nos agarramos a madrazos como práctica recreativa. El encuentro fue un éxito, el Rally ni se diga, sabemos cómo pasarla bien y eso no está en tela de juicio, que no sirvamos para ponernos de acuerdo, es otro boleto y lo corroboré nuevamente en esta, que puede ser nuestra última rodada del año. Nos lanzamos a Atlalulco (era el plan) y terminamos en La Marquesa, en un potrero. Cuando acabamos en un lugar diferente al planeado, es garantía de desmadre con los Malportados.

Muy grato ver a mucha banda nueva y aparte a Jordi, Kat, Oswaldo, Dafne, Mares, Yari, Emma, Austin, Adams, Tania, Muji, Tete, Lalo, Rinconcillo, Aidé, Rodolfo, Rodrigo y su pareja Claudia, que nos enseñó que juega al fucho, mejor que la abrumadora mayoría de los Malportados, ya estoy pensando reclutarla en algún equipo ahora que viene el Draft, la morra tiene regate, gambeta, visión, picardía, se mueve al espacio y pica al pase ehhh… Uyyy, y ¿qué tal la evolución de Tete?… nada que ver con aquella Vespista Malportada que a duras penas controlaba su motona y que nadie quería pasar cerca de ella, por temor a “cuando daba el chingadazo”, ahora es toda una pro, muerde línea, apura a los atrasados y rebasa cuando no debe, ¡ah verdad!… nuestro programa de integración Malportada sí que funciona eh.

En mis predicciones pitonisas para el 2015, les adelanto qué: seguiremos con el firme propósito de seguir fracasando en eso de ser estratégicos y organizados. Personalmente me quedo con tres momentos de este 2014 que se va. La rodada a la presa Iturbide, el 5º encuentro Nacional y el Vespa Rally 2014. Agreguen o compartan los suyos, que estoy consciente que cada uno vemos con prismas distintos.

Tengo seis semanas sin probar ni una sustancia sintética, me veo al espejo, me pelo los dientes y estoy a días de cumplir 42 años. No tengo ni una méndiga amalgama que me joda las neuronas, pero tengo recuerdos y esos a veces son más letales o más fregones, yo me quedo con todo lo fregón y bueno que el 2014 nos dejó. Como cuando te echas medio cuadro y todo son sueños ácidos en tecnicolor… así fue Don 14… pero aún no acaba el año y tengo la esperanza firme de cerrarlo lo mejor posible. Analogando a cuando le das a la Vespa como 50 patadas de arranque, ninguna pega y justo cuando llamas al mecánico, timbra el móvil, aún no contesta… timbra por segunda ocasión, das una última patada deteniendo el teléfono con la izquierda, mirando al horizonte con el ceño fruncido, fastidiado y rendido… aceleras con la mano derecha y de repente “pra-pa-pa-papa-pa-pa… ” ¡La libraste!… así espero sacármela de último minuto

Momentos, al igual que personajes vinieron y se fueron del club, acá todos tenemos bien definido y me parece, que si bien, ninguno somos imprescindibles, al menos muchos aspiran a la inolvidabilidad. Montados en la Vespa y con alguna pendejada, borrachos en un jueves por la noche… ¡a la inmortalidad! al menos en la mente de los que componemos el club.

6 móndrigas semanas sin probar ni una droga, no sé si resista para el jueves entrante, me veo al espejo, pelo los dientes, estoy por cumplir 42 años y no me han puesto ni una vacuna que contamine mi sangre, ni tengo amalgamas que frieguen a mis neuronas, no tengo nada específico para cumplir o planeado para este 2015, pero tengo una Vespa y los jueves Malportados.

¡Pónganme saldo beibis!

CarLost Patricio Collado Zamarrón

And found.

/home/wpcom/public_html/wp-content/blogs.dir/d08/59482631/files/2014/12/img_0853.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s