La Vespa roja y la panadería Budista (1 y 2).

Segunda parte de: La Vespa roja y la panadería budista.

Neuronauta

La Vespa roja y la panadería budista (1 y 2)


vrpb

Acabábamos de terminar la clase de yoga. Nos subimos al auto mi novia y yo. Ella me había convencido de que entrara a estas dinámicas, pues pensaba que ayudarían a controlar mi déficit de atención no diagnosticado, así como mi ansiedad disfrazada de hiperactividad.

Sabes amor, llegué de vuelta tarde a la panadería. ¿Sí? el tráfico esta de la fregada, supe que los de los 400 pueblos otra vez tomaron reforma, eje central e insurgentes, que han engordado aun más, pues a los tamales que les regala gobierno, les meten manteca de cerdo drogado con krocodil. Te quería contar Ale, un paciente me recomendó que me consiguiera una moto, que con eso se esquiva el tráfico y en verdad lo estoy considerando. Ay Patricio, tú con tus inventos, tienes 30 años corazón, ya no estás para esos trotes, al rato…

Ver la entrada original 4.387 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s