Tatuajes de osito con cerVespas de a litro

Desconfía de todo Vespista-Malportado que le ponga nombre de vato a su Vespa. El motorista es en general mucho mas cuidadoso con su motocicleta, que el automovilista con su coche. La explicación es sencilla. Las palabras: Motocicleta, motoneta, Vespa; son palabras femeninas, tienen connotación fémina. Por otro lado, el coche, el carro, el auto, tienen resonancia masculina y los hombres tendemos a tratar con mayor cuidado, delicadeza y atención al sexo opuesto que a los de nuestro género. Sólo nuestros penes tienen nombres masculinos. Yo no me visualizo llamando al mío “Enriqueta” o “Ximena”… El mío se llama Gildardo. Cierto que cuando acabamos de orinar, jamás lo sacudes con cuidado. Allí, en el mingitorio, mientras el de un lado, voltea a ver a tu fiel compañero pá comparar si es que son de la misma cilindrada, lo sacudes con desparpajo, con desprecio pudiera parecer. Cómo si no te importara, aunque para ti, esa extensión de tu cuerpo significara tanto. Todo. Claro que esto no se traduce en que seamos aparentemente menos sensibles, de hecho lo somos tanto o más que las mismas mujeres, sólo que se nos ha enseñado a no mostrar tan fácil nuestras emociones de ese estilo y si no, pregúntenle al afamado Andrés Aguilar que se emocionó hasta el punto de las lágrimas en el momento en que improvisamos un mariachi de la Coyoacana para que le cantara “amor eterno” y “el noa noa” al más puro estilo del Divo de Juárez. Y qué decir de Erik Meza que en su última columna nos enseñó que tiene la sensibilidad de Dulce Candy en el momento en que el príncipe Anthony le pide la prueba del amor con acento de mesero de la Condechi (puede ser uruguayo o argentino). Mi conclusión es que sí, somos incluyentes, “semos” menteabiertos, pero… No anden de jotos poniéndole nombre masculino a su Vespa. Ni que fueran de los buenos o Jarlieros pá acabarla de fregar.

“¿En donde estoy?… Creo que mi

nave se extravió. Pero no importa,

porque tengo, tachas y perico…

Tachas y perico”

Galatzia

Anoche extrañé a la Bipo… Mucho. Sólo alguien con la mente retorcida o bastante intoxicada, es capaz de sacarnos de nuestro lugar tradicional, mandarnos a la brava frente al hemiciclo de Juárez, con el riesgo de que tránsito nos solicitara de la manera más atenta que le patrocinemos la cena, sólo alguien que seguramente no tiene Vespa en estos momentos y cambió su chip por el de un automovilista o peor aún… Automovilista enamorado. Esas son MamAdams señores. Aún así estuvo interesante la rodada. Épica la mandada a la verch que les puso a los desorganizados el buen Chepo.
Así como ciertas especies requieren de un hábitat determinado, el Malportado sufre de una especie de síndrome del jamaicon cuando lo sacan de la Bipo Roma, con todo el respeto que se merece , pero la Bipo Centro tiene meseros muy puñetas y más lentos que Octavio en su Vespa en un domingo temprano, sin tráfico.
Felicitaciones para Osvaldo Wally por su cumple, ya mero se vuelve hombre y consigue Vespa de a débis. Al final de la velada, nos quedamos en la Coyoacana hasta que nos corrieron, platicamos de mujeres y de Vespas (suspiro)… Sólo nos faltó tocar el punto de Vespa Polanco y de cómo nos quieren agarrar de sus pendejos promotores, de a grapa. Yo hoy sólo pienso en quitarme la cara de crudo. La verdad, después de ver cómo interactuamos en redes, caigo en cuenta que somos sensibles en el fondo, que la abrumadora mayoría de los Malportados somos exactamente como nos mostramos en las redes sociales, con excepción de 2 que tres que se sale del calzón… Para ellos: ¡huevos putos!

Que las fintas no te engañen
Que los ojos no te fallen
Sólo porque al escucharme
De impresión de ser centrado

No hagas caso a lo que cuentan
Sólo es jueves, ven e intenta…
Lo que otros
No han probado…

Soy caifan, soy ambulante
Fotógrafo, diyei, ingeniero…
Médico, diseñador..,
Mecánico cantante

No me baño, si me baño
Tengo barba, tengo calva
Mi sueños no son en cama
Son en Vespa, son constantes.

Si me asumes como parte de los buenos…
Ve y pregunta cuánto debo al abonero.

En mis venas hay cerveza y hay sustancias…

Que tu madre te enseñó a guardar distancia.

Que mi pinta no te engañe.
Yo soy todos, yo soy nadie.
Soy un gato en el tejado
Soy un Vespa Malportado.

Dr.
Carlos
Collado
Zamarrón

Carlos Collado Zamarrón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s