Éramos Vespistas

Éramos Vespistas

Estamos a tan solo un mes del 5º Encuentro Nacional Vespa banda, platicando en la semana con compañeros Malportados como Erik Meza, hacíamos un recuento de todos y cada uno de los encuentros que nos ha tocado compartir. Aún recuerdo cuando una idea que platiqué primero con Enrique Mújica al calor de unas cheves,  luego con Rafael Zizumbo Iriarte (entonces presidente del Club Vespa Morelia) referente a la posibilidad de organizar un 1er Encuentro Nacional de Vespas  comenzó a tomar forma. Yo tenía apenas un año en el Club y solo un par de meses como “presidente”, no contaba con mucha credibilidad (como hoy jeje)  y también eran pocos los que en verdad veían clara, la posibilidad de llevarlo a cabo. Uno de los argumentos que más usaba para defender la organización del mismo, cada que me decían cosas cómo “¿tú crees que vaya a ir gente?… a lo mucho irán 9-10 Vespas Collado”. Yo les contestaba entonces: “El primer mundial de Fútbol fue por invitación y solo acudieron 13 países ¿quién iba a pensar que 70 años después, pelearían por competir cientos de naciones, por los 30 únicos lugares disponibles?… de alguna forma hay que empezar”.

Por momentos pensé que tenían razón, que solo era un sueño guajiro de un puñado de amigos, que el mexicano era incapaz de organizarse y entonces, comenzaron a sucederse las cuadraturas del cosmos. El muy pacheco y cabrón cosmos. Jorge Romero Bautista alías “El Cocol” y otro buen de banda que hoy conforman a los Malportados, me dieron el poco esperado pero bien recibido espaldarazo, o sea, su apoyo y me ayudaron en el asunto de organizar las fiestas, tocadas, pinchadas y desmadres que habrían de suscitarse para armar el desmadre. Eduardo Corona, presidente del Club Vespinos de Guadalajara entró en contacto conmigo y ya teníamos asegurado no sólo a Morelia sino que también a Guanatos (En San Miguel también habrían de unírsenos gratamente, la pandilla de Querétaro e independientes) Gerardo Rinconcillo y Aldo Lee me ayudarían a realizar los logos oficiales, Juan Carlos Lozano, Enrique Mújica y Beto Buster con la memorabilia, Alex Rojas y Brenda Jones con asesoría y ventas para recaudar fondos así como apoyo moral. Sé que se me pasan muchos nombres y espero nadie se ofenda por lo mismo, pero, con cada uno de los que asistieron a esa locura hecha realidad, un par de días de Mayo del 2010, quedaré por siempre agradecido y les llevaré guardados en la azotea, por el tiempo que esté en esta experiencia que algunos llaman vida. Yo llamo fiesta.

!

El evento, para mí, a pesar de todas las imperfecciones y de mí poca capacidad para organizar, resultó ser un éxito. La evidencia palpable de lo que asevero, es que hoy, a menos de un mes del 5º Encuentro, el entusiasmo está en el aire, es respirable. Ver tantos nuevos y viejos Vespistas, ortodoxos, decimonónicos, Malportados, de tantas corrientes y de otros estados nuevos, en esto de pegarle al puto loco, armar un club y rodar por donde otros creen que no podemos, es mi mayor argumento y satisfacción al paso de los años.

La columna que escribí entonces, a la mañana siguiente de terminado el encuentro, se tituló: “Éramos Vespistas”… no sé aún cómo se titulará la que escriba cuando termine este, “Éramos Malportados” o “Todos Malportados” pudieran ser opciones, pero por lo pronto, les comparto la que entonces publiqué, si desean recordar conmigo:

a1a1

 

 

Éramos Vespistas

La tarde llegaba, el sol aún estaba firme en el horizonte, el camino podía resultar pesado para muchos de los compañeros Vespistas que ese primero de Mayo, decidimos ser parte de la historia, pero… ni un accidente en el camino comprometiendo la salud de una de nuestras Vespistas, ni un compañero perdido, nos harían perdernos de la oportunidad de por primera vez, unir a tantas vespas en un pequeño pueblo. Los libros de historia Vespista nos tenían un espacio reservado y nadie estaba dispuesto a perderse esa oportunidad.

Entrando a San Miguel de Allende, a nuestra izquierda, unas esculturas de cascajo y hojalata parecen ver con recelo a nuestras Vespas, que orgullosas les observan de reojo, papapapapa suenan nuestros calientes motores, Jorge de copiloto graba momentos que veremos una y otra vez por los siguientes años de nuestras vidas. Unos le hacemos señas de triunfo, otros se hacen los indiferentes. El tobillo inflamado de Paty, la mica rota de Jorge, el chicote reventado de Rodrigo y ese ruido antes no percibido de nuestra vespa, son solo parte del precio, que algunos estuvimos dispuestos a pagar.

Las calles empedradas, lo barroco, colonial, colorido y restaurado de San Miguel nos recibían con las puertas abiertas.

Tendríamos que haber grabado la expresiones de cada Vespista que nos vimos las caras por primera vez en San Miguel de Allende Guanajuato…yo trataba de explicarle y disculparme con un compañero de Guadalajara,  por el itinerario que nos esperaba en las siguientes horas y él me interrumpía para informarme: “A mi, realmente no me importa que vaya a suceder con el itinerario, para mi, ya vernos juntos tantas personas de tantos lugares, hizo que valiera la pena el viaje, usted no sabe cuantos años tengo esperando por este momento”.

El asombro y la emoción nos invadían a cada uno de los ahí presentes, unos hablábamos de mecánica, otros de modelos antiguos, de las usanzas motoristas de cada lugar de procedencia, de lo que nos une y nos hermana, que es este inmenso amor a una Vespa, a todas las Vespas.

Probablemente muchos aun no medimos la magnitud y del momento en la historia que nos ha tocado presenciar. 56 Vespas y 4 motos amigas nos unimos por primera vez alejados de la “zona de confort” de todos y cada uno de los ahí presentes. Que mas da, si para llegar, lo hicimos montados en ella sin haberle hecho el ultimo mantenimiento, o si tuvimos que mentirle a nuestra pareja para lograr que nos acompañara, el todo,  puede esperar, el tiempo ha de detenerse, esos días entre el primero y cuarto de Mayo, no éramos de Guadalajara, DF, Morelia, Queretaro, Monterrey, Guanajuato, Pachuca, Estado de México, Yucatán, Italia o Francia… éramos Vespistas.

a1a12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s